¿Tienes muchos libros en casa y ya ni los usas? Es normal. Actualmente, en Internet puedes conseguir sin ningún problema millones de artículos, libros, documentos audiovisuales y cualquier otra publicación, sin mayor inconveniente. Pero, ¿eso incluye a las bibliotecas?

Probablemente, más de una vez tuviste que ir a la biblioteca de tu barrio a consultar libros, o incluso, a usar ordenadores. También, es posible que hayas usado mucho la biblioteca de tu universidad y que por comodidad, hayas comenzado a acumular muchos libros en casa. Pero todas estas bibliotecas, incluida la de tu casa, hoy en día pueden tener un acceso digital.

Reconversión de las bibliotecas públicas

Las bibliotecas públicas, de distintas zonas de la ciudad, son una parte indispensable para el desarrollo de una comunidad. Con el tiempo, estos espacios no se han quedado solo como almacenes de libros, sino como centros culturales, sociales y de economía local.

Además, hay iniciativas que han propuesto digitalizar todo el contenido que hay en las bibliotecas públicas y así, lo puedas tener al alcance de tu mano y consultarlo desde tu teléfono móvil. Sin embargo, las mayores limitantes acá son las relacionadas con los derechos de reproducción, muchas veces limitados por los derechos de autor.

Digitalizar la biblioteca de tu casa

Ahora pasemos a los libros que tienes en casa abandonados, porque ya solo usas un lector electrónico de libros. La buena noticia es que ya hay muchas maneras de digitalizar toda la biblioteca personal que tienes en casa. Si estás interesado, puedes comprar un escáner de libros sencillo y proceder a escanear con rapidez y facilidad cada una de las obras que tienes.

Las tecnologías de la información te proveen de diferentes alternativas para poder almacenarlos. La más elemental es dejarlos en un disco duro, pero también hay muchas plataformas online en las que, de forma gratuita o por medio de un pago, puedes optar para hacer tu catálogo de libros y subirlo. De esa forma, sabrás dónde está cada libro que tienes y no necesitarás buscarlo en físico, ya que podrás consultar la versión digital que tú mismo creaste.

Independientemente del caso, las bibliotecas digitales hoy en día son una realidad. Desde los repositorios de artículos científicos hasta editoriales que son nativas digitales, Internet es el nuevo espacio de las publicaciones y todos los pasos van hacia esa adaptación.

Deja una respuesta